Bocio endémico en Mendoza: una batalla ganada

ISG publica un artículo del Dr. Héctor A. Perinetti sobre uno de los hitos de la salud pública de Mendoza: la yodación de la sal de mesa que permitió erradicar el bocio endémico. Esto fue posible debido a que un grupo de médicos especialistas en el tema logró en 1951 crear el Instituto del Bocio para estudiar y tratar a los pacientes afectados y sensibilizar a legisladores que sancionaron la ley provincial 2.112 (1952) que estableció la obligatoriedad de yodar la sal y sirvió como base para la ley nacional 17.259 sancionada en 1967.

Como se observa en el artículo, un estudio realizado 15 años después de la instauración de la yodación de la sal, demostró una reducción importantísima de la presencia de bocio en niños en edad escolar, vinculable a la medida tomada.

Es seguro que esta acción constituye, junto con la cloración del agua de consumo y la disposición sanitaria de las excretas, una de las medidas de salud pública mas costo-efectivas que se hayan aplicado en nuestra provincia.

Para descargar: Bocio endemico Mendoza

Dr. Héctor Perinetti

Impulsor de la Ley 2112 y primer Director del Instituto del Bocio

01/11/2018

 

1 respuesta

  1. Roberto Correa dice:

    Excelente puesta al día y homenaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te podría gustar...